El problema de las muelas del juicio

 In Clínica dental, Consejos ICOA, Las Rozas, Noticias

Se llaman muelas del juicio a los últimos molares en desarrollarse. Más precisamente los terceros molares tanto superiores como inferiores, que se encuentran en el fondo de la boca. Suelen aparecer entre los 16 y los 19 años. Se denominan “del juicio” porque a diferencia del resto de los dientes permanentes, aparecen cuando la persona tiene un juicio más desarrollado.

¿Cuál es el problema con estas muelas?

El problema principal con estas muelas es que suelen ocasionar numerosos inconvenientes al erupcionar, pues no tienen espacio suficiente para desarrollarse. Esto se debe a que son un vestigio genético de nuestros antepasados homínidos. Ellos tenían mandíbulas más amplias y por lo tanto más espacio para las muelas.

A medida que la dieta fue cambiando, las mandíbulas se fueron acortando, pero aún siguen apareciendo estos terceros molares, aunque sin el espacio suficiente. Por lo tanto afectan al resto de la dentadura y provocan dolor.

Son muelas que al estar tan atrás se dificulta su limpieza y son más propensas a las caries, a provocar quistes y hasta dañar el hueso o las raíces.

En algunos casos, estas muelas solo salen parcialmente a través de las encías, debido a la falta de espacio. Esto suele causar dolor e inflamación. Además la comida puede quedar atrapada en esta zona y provocar una infección.

En otros casos, la falta de espacio hace que salgan torcidas o en una dirección equivocada, incluso se pueden quedar atrapadas en el maxilar sin brotar de las encías. A esto se denomina muela del juicio retenida o impactada.

¿Cómo saber si tengo una muela del juicio retenida o impactada?

Normalmente esta condición suele manifestarse provocando hinchazón de encías en la zona, dolor al morder, masticar y problemas para abrir la boca. Si sufres de algunos de estos síntomas, es necesaria una consulta con un profesional que podrá evaluar la situación mediante un análisis de rayos X.

¿Que se debe hacer con las muelas del juicio?

Son pocos los casos de personas que poseen muelas del juicio y nunca presentan problemas. Ante esta situación, algunos profesionales opinan que lo mejor es esperar y eliminar las muelas del juicio solo si hay un problema. 

Sin embargo, en la mayoría sí presentan problemas y deben extraerse para evitar mayores inconvenientes, de lo contrario pueden causar desplazamiento de los dientes modificando la mordida, dolor, infecciones agudas y hasta posibles tumores.

¿Cómo se extraen las muelas del juicio?

El método más común es la extracción simple, que consiste en aplicar anestesia local mediante inyección y luego extraer la pieza dental mediante instrumentación específica. Esta técnica suele utilizarse cuando la muela a erupcionado completamente.

Para las muelas impactadas o parcialmente impactadas se debe realizar una extracción mediante cirugía. Este procedimiento es más complejo, pues no solo se utiliza anestesia local sino también general y para poder extraer la pieza se debe hacer un corte en la encía que, de ser necesario, deberá ser cerrado con puntos.

Recuperación tras la extracción

En la mayoría de los casos sentirás un leve dolor o malestar después de la extracción de las muelas del juicio, pero solo durará un par de días. Es común que el área sangre intermitentemente durante las primeras 24 horas. Por lo tanto, evita realizar ejercicio y comer alimentos sólidos durante ese tiempo. Se recomienda usar una bolsa de hielo en la cara para ayudar a controlar el dolor y la hinchazón. 

Recommended Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
dentadura-sana-fuerte