Horarios : lunes a viernes - 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00
  Contacto : Madrid +34 91 186 12 39
Las Rozas +34 91 626 60 12

perio
dientes

La periodoncia es la parte de la odontología que trata los problemas de las encías. El tratamiento periodontal va dirigido a eliminar las bacterias productoras de la enfermedad, corregir los factores que la hacen más susceptible, como el tabaco, y ciertas alteraciones dentarias como las malposiciones.

Por último es necesario crear las condiciones para que la enfermedad se pueda mantener controlada a largo plazo.

La enfermedad periodontal es la primera causa de pérdida dental en el adulto.
En ICOA estamos muy concienciados de este problema y ofrecemos a nuestros pacientes las técnicas periodontales de diagnóstico, tratamiento y mantenimiento más avanzadas.

Nuestras técnicas de diagnóstico:

fases_de_la_periodontitis

  • Periodontograma digital.
  • Serie radiográfica digital y estudio periodontal mediante tomografía de Haz Cónico (CBCT).
  • Análisis molecular de identificación del ADN bacteriano periodontopatógeno.
  • Análisis de marcadores genéticos para identificar la predisposición genética de la enfermedad.

 

Nuestros tratamientos:

  • Raspajes y alisados radiculares mediante ultrasonidos de última generación.
  • Desinfección láser de las bolsas periodontales.
  • Limpieza dental con micropulverizadores atraumáticos para los tejidos dentarios.
  • Técnicas quirúrgicas de reconstrucción de defectos periodontales: injertos de conectivo, regeneración tisular guiada, etc..

images33-300x148

Programa de mantenimiento:

A todos nuestros pacientes se les instruye en las técnicas de higiene que requieren según sus características bucales propias.
Ofrecer un sistema de mantenimiento y seguimiento es el único modo de mantener los resultados alcanzados.

Gingivitis

En el caso de la gingivitis es suficiente una mejora de la higiene oral y profilaxis periodontales que son actuaciones preventivas rápidas, sencillas y nada molestas.

 

Periodontitis

En las periodontitis, en primer lugar se realiza un detenido estudio periodontal clínico y radiológico, para valorar la situación en el momento de empezar. En ocasiones se hace necesaria la utilización de pruebas complemementarias.

La fase básica del tratamiento va dirigida a eliminar las bacterias de la bolsa periodontal y se conoce comocuretaje o raspaje. Cuando la bolsa periodontal es más profunda habitualmente no se consigue un buen control de la infección en la misma por lo que se hace necesaria la cirugía periodontal. En ocasiones es posible recuperar parte del hueso perdido mediante técnicas regenerativas.

La cirugía estética periodontal abarca una serie de procedimentos que ayudan a mantener la armonía de la sonrisa o a devolver a la normalidad los defectos producidos como consecuencia de la periodontitis u otras causas. Constituyen una ayuda para el dentista en la realización de muchos tratamientos de tipo protésico y a largo ayudan también a preservar la salud de la encía.

Cuando la enfermedad está controlada da comienzo el mantenimiento periodontal. Esta es una etapa fundamental para conseguir el control de la periodontitis a largo plazo.

El tratamiento consigue detener la enfermedad periodontal de forma indefinida, aunque la enfermedad puede reactivarse. En ciertos casos la enfermedad avanza, aunque lo hace más lentamente que sin tratamiento. Estos casos son: formas muy agresivas como las que aparecen el los niños o adultos muy jóvenes; fumadores de más de 10 cigarrillos al día; pacientes con enfermedades como la diabetes o que toman ciertos medicamentos.

Si usted acude tarde al tratamiento periodontal o si su periodontitis no se ha podido controlar, es posible que haya perdido algunos sus dientes como consecuencia de la enfermedad. En este caso es conveniente que reponga los dientes perdidos ya que las pérdidas dentarias no repuestas pueden favorecer la evolución de la periodontitis y disminuir la eficacia del tratamiento.


¿Puedo colocarme implantes si tengo enfermedad periodontal?

Sí. Los implantes colocados en la boca están sometidos al mismo riesgo de infección que los dientes. Nunca deben colocarse implantes sin un control adecuado de la periodontitis, pero una vez conseguido éste, se comportan igual que en un paciente no afectado por la enfermedad.

La mejor manera de lograr un buen resultado a largo plazo de su tratamiento con implantes es asegurarse de que no se tiene enfermedad periodontal o en caso de estar afectado, tratarla antes.

La enfermedad periodontal no controlada se relaciona con ciertos riesgos como el aumento de la frecuencia de partos prematuros en las pacientes embarazadas, alteraciones en el metabolismo del hueso consecutivas a la menopausia (osteoporosis), mal control de la diabetes, y aumento del riesgo de accidentes cardiovasculares agudos (infarto de miocardio, ictus, etc). Además existen estudios que relacionan la presencia de enfermedad periodontal con alteraciones en el rendimiento de los deportistas como consecuencia de la disminución en la capacidad muscular, flexibilidad y rapidez de respuesta física.

 

La mejor manera de reponer sus dientes es mediante prótesis fija soportada por implantes. Las prótesis removibles habitualmente perjudican a la encía y a los dientes remanentes.